Bendita Dinámica, nueva bodega de Fermoselle (Zamora) inscrita en la DO Arribes

Con Bendita Dinámica, la Denominación de Origen Arribes suma 19 bodegas inscritas, con 190 viticultores y 278 hectáreas.

El objetivo de esta nueva bodega en Fermoselle (Zamora) es conducir una serie de procesos bien estableciso: desde la viña hasta el embotellado obteniendo un producto auténtico, fiel reflejo del fruto del que procede, de su tierra, de su luz y del aire que nos regala las variedades autóctonas en los Arribes del Duero.

Los procesos abruman por su sencillez pero no escatiman en tiempo, dedicación, trabajo y sobre todo respeto al medio natural del que nace todo y del que sin él no habría nada: la viña.

Desde la bodega nos explican que sus viñas están “trabajadas en cultivo ecológico, sin ningún tipo de herbicida o abono químico, respetando los ciclos lunares para la elección del momento adecuado para cada tarea. Con este método dejamos hacer su trabajo a cada una de las dos mil trescientas cepas que nos regalan su fruta en cada vendimia, esperando año tras año que la metereología nos acompañe.”

Cuando el fruto está en la bodega, ellos elaboran “sin demasiadas prisas”. Las uvas despalilladas -o en racimos enteros- inician la fermentación cuando les parece oportuno, con sus propias levaduras (que también son las de la tierra de la que llegan).

Posteriormente, el vino obtenido se trasiega a tinajas de barro donde el movimiento interno dentro de la misma permite que el vino repose y se haga más acogedor.

El barro es el material que desde la antigüedad usa el hombre para la elaboración de sus vinos.  Lo que consiguen con este proceso de fermentación y crianza del vino en tinajas de barro es la pureza de aromas y gustos de las variedades autóctonas que utilizan. La porosidad propia del barro permite una destacada “micro-oxigenación”, y se consiguen temperaturas más regulares, muy importante en la crianza.

Sus tinajas están tratadas con colofonia, un producto natural derivado de la resina de pino usado ancestralmente para el recubrimiento de las ánforas, como lo atestigua el historiador romano Plinio el Viejo (35 años después de Jesucristo) y que gracias a las modernas técnicas de refinamiento no transmite sabor ni olor.

En definitiva, vinos más frutales y frescos -sobre todo más puros-, sin maquillaje, respetando las notas y características de las distintas variedades de uva.

 

Total Page Visits: 620 - Today Page Visits: 1
COMPÁRTELO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies