La XVIII Edición de los Premios Zarcillo reconoce a 16 Grandes Oros

El Premio a la Trayectoria Profesional ‘Alejandro Fernández” ha recaído en el berciano José Luis Prada Méndez, conocido como ‘Prada a Tope’, propietario de la bodega Palacio de Canedo situada en Cacabelos (León).

El consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Jesús Julio Carnero, ha desvelado tras la última jornada de los Premios Zarcillo celebrados en Valladolid, el nombre y la procedencia de los 16 Zarcillo Gran Oro que han resultado en esta XVIII Edición Nacional y X Internacional.

Según ha explicado Carnero, “Castilla y León ha sido la Comunidad más premiada con seis de esos galardones. Así, en la Denominación de Origen Ribera del Duero, han recaído en tres bodegas: ‘Tresmatas crianza’, de Bodegas y Viñedos Vegas de Yuso, ‘912 de Altitud crianza’, de Bodegas Veganzones, y ‘Bagús’, de Bodegas López Cristobal. Dos Gran Oro han ido a parar a la DO Rueda, concretamente al vino ‘De Alberto Dorado’, de la bodega Hijos de Alberto Gutiérrez, y el vino ‘Diego Rivera Verdejo’ de Bodegas Servilio-Arranz. El sexto de estos premios ha recaído en el vino ‘Gran Colegiata Original’ de Bodegas Fariña, de la DO Toro.»

Éxito de catas

85 catadores de gran prestigio internacional han valorado durante cuatro días las 1.610 muestras procedentes de 33 países de los cinco continentes. Entre ellas 796, el 49% del total, han llegado desde diferentes puntos de Castilla y León (521 tintos, 200 blancos, 63 rosados, 6 licores, 3 espumosos y 2 de aguja). Del extranjero han llegado 234 muestras (un 32% más que la última edición de 2018) y que supone el 14,5% del total de muestras.

Igualmente, hay que valorar la importante labor realizada y reconocida de forma unánime por Pedro Ballesteros (Presidente Ejecutivo del Concurso) y por el enólogo y responsable de la Estación Enológica de Castilla y León, José Antonio Fernández Escudero (Director Técnico del Concurso), así como de todo el equipo de apoyo del Itacyl.

Prada a Tope

El primer Premio Zarcillo Trayectoria ‘Alejandro Fernández’ 2021, con el que la Junta de Castilla y León quiere reconocer el trabajo de los profesionales más destacados del sector vitivinícola se ha otorgado al bodeguero berciano José Luis Prada.

Como ha expuesto Carnero, “se trata de un galardón que premia el trabajo de toda una vida y dedicación al sector del vino, y a partir de ahí, ha de servir como inspiración para continuar la senda del esfuerzo y la innovación”.

El jurado que ha otorgado el Premio Zarcillo ‘Trayectoria Alejandro Fernández’ por unanimidad, ha estado compuesto por miembros de reconocido prestigio como son:

  • Pedro Ballesteros, primer Master of Wine de España y Presidente Ejecutivo de la presente edición de los Premios Zarcillo
  • Pablo Martín, presidente de la Unión de Asociaciones de Sumilleres de España
  • Inmaculada Cañibano, escritora y miembro de la Academia Castellana y Leonesa de Gastronomía y Alimentación.
  • Como Presidente del mismo ha ejercido Jorge Llorente, viceconsejero de Desarrollo Rural y director general del Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León,
  • Y como Secretario, Fernando Lázaro, Subdirector de Calidad y Promoción Alimentaria del Itacyl.

El jurado ha valorado el compromiso íntegro por su tierra, apostando preservar la tradición como el mejor valor de la comarca y su empeño en mejorar el futuro del Bierzo, de León y de Castilla y León desde el origen, creando un modelo de negocio comprometido con el entorno y sus productos (no sólo vino) y que le ha permitido llegar desde lo local a lo universal. Su último sueño es repoblar el bosque con especies autóctonas de Barredo. El jurado ha valorado igualmente su generosidad con muchos compañeros del mundo vitivinícola.

José Luis Prada nació en Cacabelos (León) en 1945, una villa de 5.000 habitantes en el corazón del Bierzo. Con quince años se puso a trabajar en el comercio familiar al que rápidamente fue dando su toque personal haciendo de su tienda en Cacabelos un lugar de referencia en el noroeste peninsular porque allí se podrían encontrar cualquier calzado o ropa, difícil de hallar en el comercio tradicional. Pero fue más tarde, en los noventa, cuando decidió invertir en el Palacio de Canedo.

Hoy, Bodegas y Viñedos Prada A Tope no sólo ha continuado con la antigua tradición vitivinícola que allí se desarrollaba anteriormente, sino que además ha recuperado terrenos y laderas abandonadas, dando valor y creando riqueza en el medio rural. Todo ello gracias a una filosofía muy clara: el respeto máximo a su entorno.

Ecología y tradición van unidas para transformar sus mejores uvas en un excelente vino con la personalidad propia de esa tierra, de su clima y de las variedades autóctonas como la mencía y la godello de la Denominación de Origen Bierzo.

El listado final de premiados podéis consultarla pinchando aquí

Total Page Visits: 536 - Today Page Visits: 1
COMPÁRTELO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies